Solarpunk

Solarpunk

Durante los últimos diez años, o más, muchas personas han escrito sobre solarpunk. Sobre todo después de 2014.

No obstante el género no está claramente definido todavía.

Este Manifiesto Solarpunk es una re-adaptación creativa de ideas sobre solarpunk escritas por muchas personas. Esas ideas se pueden encontrar principalmente en Solarpunk: a reference guide que se encuentra aquí y en Solarpunk: Notes towards a Manifesto de Adam Flynn, que se encuentra aquí.

Un Manifiesto Solarpunk

El solarpunk es un movimiento de ficción especulativa, arte, moda y activismo que intenta contestar y encarnar la pregunta “¿Cómo sería una civilización sostenible y cómo podemos llegar a ella?”

La estética del solarpunk une lo práctico con lo bello, lo bien diseñado con lo verde y lo exuberante, lo luminoso y coloreado con lo sencillo y sólido.

El solarpunk puede ser utópico, simplemente optimista, estar dirigido a crear un mundo mejor, pero nunca es distópico. Según nuestro mundo se va volviendo más y más turbulento, lo que necesitamos son soluciones, no sólo advertencias. Soluciones para prosperar sin combustibles fósiles. Para gestionar equitativamente la escasez real y compartir en abundancia en lugar de alimentar una falsa escasez y una falsa abundancia. Para ser más amorosas entre nosotras y con el planeta que compartimos.

El solarpunk es al mismo tiempo una visión del futuro, una provocación reflexiva, una manera de vivir y un conjunto de propuestas realistas para alcanzar dicho futuro.

  1. Somos solarpunks porque nos han arrebatado el optimismo y estamos tratando de recuperarlo.
  2. Somos solarpunks porque las únicas otras opciones son el negacionismo o la desesperación.
  3. En su núcleo, el solarpunk es una visión de un futuro que encarna lo mejor que la humanidad puede lograr: un mundo post-escasez, post-jerárquico y post-capitalista donde la humanidad se ve como parte de la naturaleza y las energías limpias sustituyen a los combustibles fósiles.
  4. El “punk” en solarpunk tiene que ver con la rebelión, la contracultura, el post-capitalismo, el decolonialismo y el entusiasmo. Tiene que ver con ir en una dirección diferente a la convencional, que es cada vez más alarmante.
  5. El solarpunk es tanto un movimiento como un género: no tiene que ver sólo con las historias, sino también con como materializarlas.
  6. El solarpunk abarca una multitud de tácticas: no hay una forma correcta de hacer solarpunk. De hecho, diferentes comunidades de todo el mundo adoptan el nombre y las ideas y construyen nichos de revolución auto-sostenible.
  7. El solarpunk nos provee de una valiosa nueva perspectiva, de un paradigma y de un vocabulario a través de los cuales describir un posible futuro. En lugar de abrazar el retrofuturismo, el solarpunk mira completamente hacia el futuro. No un futuro alternativo, sino un futuro posible.
  8. Nuestro futurismo no es nihilista como el del ciberpunk y evita las tendencias potencialmente casi reaccionarias del steampunk: tiene que ver con el ingenio, la generatividad, la independencia y la comunidad.
  9. El solarpunk enfatiza la sostenibilidad medioambiental y la justicia social.
  10. El solarpunk tiene que ver con encontrar maneras de hacer nuestra vida más maravillosa ahora mismo y también la de las generaciones que nos seguirán.
  11. Nuestro futuro supone reutilizar lo que ya tenemos y, si hace falta, transformarlo para darle otro uso. Imagina desechar las “ciudades inteligentes” en favor de una ciudadanía inteligente.
  12. El solarpunk reconoce la influencia histórica que la política y la ciencia ficción han tenido la una en la otra.
  13. El solarpunk reconoce a la ciencia ficción no sólo como simple entretenimiento, sino también como una forma de activismo.
  14. El solarpunk quiere oponerse a los escenarios de una tierra agonizante, de una diferencia insuperable entre los ricos y los pobres y de una sociedad controlada por las corporaciones. No en cientos de años, sino ahora mismo.
  15. El solarpunk tiene que ver con la cultura maker de la juventud, las soluciones y las redes energéticas locales, las formas de crear sistemas autónomos que funcionan. Tiene que ver con amar el mundo.
  16. La cultura solarpunk incluye todas las culturas, religiones, habilidades, sexos, géneros e identidades sexuales.
  17. El solarpunk es la idea de una humanidad que alcanza una evolución social que no abraza sólo la mera tolerancia, sino una más completa compasión y aceptación.
  18. La estética visual del solarpunk es abierta y va evolucionando. En este momento es una mezcla de:
    1. Era de la navegación a vela y del mito de la frontera ochocentistas (pero con más bicicletas)
    2. Reutilización creativa de infraestructura ya existente (a veces post-apocalíptica, a veces contemporánea-estrambótica)
    3. Tecnología apropiada
    4. Modernismo
    5. Hayao Miyazaki
    6. Innovaciones al estilo “jugaard” desde los países no occidentales
    7. Back ends de alta tecnología con resultados sencillos y elegantes
  19. Los ambientes construidos del solarpunk están inspirados en los principios del nuevo urbanismo o del nuevo peatonalismo, y de la sostenibilidad medioambiental.
  20. El solarpunk concibe un ambiente construido adaptado creativamente para, entre otras cosas, aprovechar la ganancia solar usando diferentes tecnologías. El objetivo es promover la autosuficiencia y la vida dentro de los límites naturales.
  21. En el solarpunk nos hemos parado apenas a tiempo para frenar la lenta destrucción de nuestro planeta. Hemos aprendido a usar la ciencia sabiamente para mejorar nuestras condiciones de vida como parte de nuestro planeta. Ya no somos jefes supremos. Somos cuidadoras. Somos jardineras.
  22. El solarpunk:
    1. es diverso
    2. tiene espacio para la coexistencia de espiritualidad y ciencia
    3. es bello
    4. puede pasar. Ahora

La Comunidad Solarpunk

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.